lunes, 3 de octubre de 2011

We win together, we lose together

Como os podéis imaginar, o como supongo que muchos ya sabréis, no ha podido ser. La última entrada nos dejó arreglando un posible motor gripado y un brazo de suspensión malherido. Y sería muy injusto decir simplemente que no hemos podido correr y ya está, que Tecnun Motorsport ha abandonado la carrera. Siendo prácticos, eso ha pasado. Ha sido así. Pero el domingo no fue un día cualquiera, no izamos la bandera blanca. No paramos hasta que el tiempo nos dijo basta, hasta que sabíamos que lo habíamos dado todo.

La noche siempre tiene algo mágico cuando estás en un circuito como Montmeló, sólo con tu equipo y el coche. A pesar de meter horas y horas, el recuerdo que guardamos es muy positivo. Nos manchamos a pesar de habernos duchado minutos antes. Pero por esto, no hay nadie aquí que no se mancha si hace falta, ni duerme, ni deja de comer.

Recuerdos como el de un servidor (Gorka Arce, el mismo de Silverstone) debajo del coche ajustando la bomba de agua junto con Unai, y al segundo ver cómo se me vino encima una tromba de agua y aceite sobre mi cabeza. Salir de ahí con la cabeza chorreando, el ojo cerrado y reirte es síntoma de que esto nos gusta. De que somos un equipo de verdad. Anécdotas como la protagonizada por Mikel Rivero cuando tras arrancar el coche y detectar una fuga de aceite descubrió una "pieza negra" y gritó:

-¡Ojo! Una pieza del bloque motor. ¡Ojo!

Con el consiguiente susto de todo el equipo, con el corazón en la boca y viéndolo todo negro. Hasta que dijo:

-Ah, no. Es un osito.

Y es que todavía no sabemos que hacía un osito de gominola en el suelo del box. Pero esta situación nos permitió relajarnos y tomar un respiro. Nos permitió coger más fuerzas y seguir. Seguir luchando por correr. A las cinco, tocó la hora de descansar. Siestecita en cámping, y listos para el briefing de pilotos de las ocho y media. El domingo no amaneció, simplemente continuó nuestro ritmo. Y nosotros no íbamos a parar hasta el final. Detectamos la magrudaga anterior que el fallo estaba en el filtro de aceite, así que el objetivo del domingo estaba claro: conseguir una bomba de aceite para correr. Así que manos a la obra equipo.

Jorge y Mikel en coche buscando por polígonos, pueblos, alrededores... El resto, pateando los boxes de arriba a abajo, llamando a contactos, moviendo hilos. Gracias con sinceridad a EcoRacing UPC por su ayuda, a la UEM por su apoyo y a todos los equipos y organización que nos preguntaban y ayudaban. Gracias a Seat Sport por darnos su tiempo y ayuda hasta el final. Este es el espíritu que mueve esto. Más allá de carreras contra el tiempo, es una competición donde competimos juntos contras las adversidades. Y ahora tocaba luchar contra una muy grande.

Pasaban los horas y no conseguíamos el filtro, movimos cielo y tierra para buscarlo, pero no había manera. El tiempo se nos echó encima y partíamos con una penalización de 2min. por no salir a la hora. Pero seguimos ahí. Al final, juntamos el filtro al bloque motor con una pasta especial. Y tratamos de hacerlo funcionar. Sin parar toda la mañana, al Sol, esperando ese sonido, esa chispa que moviese este sueño de nuevo. Ese sonido.

Pero esta vez no pudo ser. Hay veces que se gana y otra se pierde. Y lo importante es que tanto cuando conseguimos un resultado histórico en Silverstone como aquí -sin opciones de correr el domingo- luchamos hasta el final como un equipo. Es probable que algunos vean los resultados y piensen que nos dejamos llevar. Con total respeto, no nos importa. Porque todos hemos vuelto con la cabeza bien alta. Dimos todo lo que teníamos, conseguimos dos motores un sábado a la tarde, arreglamos los brazos en un horno y trabajamos 23 horas de 26 horas en un box sin parar. Y lo volveríamos a hacer. Porque esto es Tecnun Motorsport.

Y el camino hacia la gloria no es una recta, tiene sus zonas lentas, sus baches y sus frenadas. Pero lo importante es saber exprimir cada décima, apurar la trazada y aprender.

Ante la duga, GAS.

Gracias a todos por vuestro apoyo.







2 comentarios:

Dani dijo...

Equipo, no sabeis la pena que me da que no se haya podido repetir el éxito de Silverstone. Mucho ánimo y a por el coche del año que viene, que de todo esto siempre se aprende.

Tomas Gomez-Acebo dijo...

Vuestro buen ánimo nos estimula a todos. No pudo ser pero os queda Silverstone. ¡Muchas gracias y a seguir!